Mercadillos y museos.

Con el tiempo, los profesionales y aficionados a la fotografía podemos llegar a acumular un buen puñado de material que vamos dejando de utilizar a medida que nos compramos la última novedad.

Particularmente intento mantener un equipo relativamente limitado y útil. Cuando dejo de utilizar un cuerpo de cámara u objetivo lo regalo o lo vendo. Tampoco colecciono material antiguo, solamente guardo como recuerdo y decoración una de mis primeras cámaras de carrete, una Nikon FG que compré en su momento como una cámara “vintage” y a 2021 todavía está en plena forma para hacer fotos.

Esta primavera de 2021 en un mercadillo de antigüedades de Benidorm encontré una chulada de Canon Canonet 28 en perfecto estado con un 40mm F2,8 y unas prestaciones alucinantes para la época en que se fabricó. No tengo intención de comenzar una colección de cámaras antiguas, pero vi esa Canonet tan nueva que parecía haberse tele transportado en el tiempo desde su fabricación en Japón a ese mercadillo y me decidí a comprarla y llevármela a casa.

La nueva adquisición entre las plantas de la terraza.


Buscando información sobre el modelo Canonet 28 encontré el Museo Virtual de Canon donde puedes echar un vistazo a decenas y decenas de modelos de todos los tiempos. Muy entretenido.

Alguna de las cámaras más antiguas que pueden verse con sus datos técnicos, año de comercialización, etc.